No podemos ser salvos sin nacer del Espíritu

La condición humana, muertos en nuestros pecados, require de manera absoluta la intervención divina de Dios. El Espíritu de Dios, de manera invisible y sobrenatural, produce una cirugía divina en el corazón de aquellos que han de ser salvos. El Señor Jesucrito llamó a esto el “nuevo nacimiento.” Es imposible ser salvo sin nacer de nuevo.

Lamentablemente, muchos creyentes no entienden que esta es la más importante obra milagrosa del Espíritu en el corazón humano. Buscando al Espíritu, muchos están en busca de señales y milagros, ignorando que el más importante milagro es la obra del Espíritu convenciendo al corazón pecador de su necesidad de gracia y su necesidad de confiar únicamente en la obra de Cristo para salvación.

Vea el mensaje en Youtube

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s